JIVE” el verdadero sentido de la Navidad”

Cuando se acercan las fiestas de Navidad y Fin de Año cada año nos preguntamos cual es el sentido de estos eventos o con qué perspectiva podemos mirarlos.

Para la tradición católica el verdadero significado de la Navidad es amor. Dios amó a los suyos y proveyó el camino – el único Camino – para que pasemos la eternidad con Él. Dios dio a Su único Hijo para ejecutar en Él el castigo por nuestros pecados. Él pagó el precio completo y por eso estamos libres de condenación cuando aceptamos este regalo gratuito de amor. “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.” (Romanos 5:8).

Es difícil precisar cuando comenzó a celebrarse la Navidad tal cual hoy la conocemos. Lo cierto es que las costumbres, mitos y leyendas que se le fueron sumando a lo largo de los siglos provienen de muchos países diferentes.

Los simbolismos se suceden, el árbol, el Belén, Papá Noel , los Reyes Magos, el ángel…pero sin duda mi símbolo favorito es la estrella.

Estrellas que brillaron en el inconsciente colectivo musical y que marcaron época, fueron como  ejemplo por todos conocidos: Elvis Presley, y los Beatles.

Su música me hace regresar a sentimientos como  la ilusión, la esperanza, la solidaridad, la intimidad, el amor desinteresado, y sobre todo a  la acción de  confiar,  y darme cuenta que hay echarle  energía al día ante el reto  de enfrentarse a otro  nuevo amanecer.Estos sentimientos dan sentido a mi Navidad que se prolonga durante todo el año,  por lo que  siempre hay estrellas en mi horizonte, y la luz está conmigo entre mareas y tormentas.

En una palabra la belleza es música,  y la música se transforma en nuestro interior en una fuerza que nos sirve como herramienta,para encarar por un lado las dificultades, y por otro la celebración de nuestros éxitos.

Por eso, cuando escucho jive o rock &roll, me inunda la estrella del pensamiento y del sentimiento a la vez, y pienso… es tiempo de cambio, es tiempo de Navidad, es tiempo de brillar.

 

 

Anabel Olmedilla.

Anuncios